La videoconferencia potencia tu empresa (y tu carrera)

Las plataformas de colaboración digital florecen, a medida que aumenta la demanda de herramientas de productividad, por parte de las empresas que quieran fomentar la discusión de ideas y estrategias entre sus empleados, estén donde estén.

Un nuevo informe de Global Market Insights adelanta que el mercado de software de colaboración mantendrá una tasa de crecimiento anual del 13%, desde ahora a  2024.

Las herramientas de colaboración incluyen plataformas de comunicaciones unificadas, con  servicios telefónicos, de mensajería, conferencias y demás, redes sociales empresariales, software y apps de contenidos y colaboración en proyectos. Muchas de estas plataformas de colaboración están basadas en la nube, lo que permite una mayor escalabilidad y acceso por parte de trabajadores remotos y móviles.

Una de las herramientas de colaboración más eficaces – la videoconferencia – históricamente ha sido poco utilizada en la empresa debido a una serie de barreras, incluyendo su bajo  rendimiento, su escasa adopción entre los empleados y su coste.

Sin embargo, la tecnología de videoconferencia ha mejorado mucho en los últimos años, especialmente en cuanto a calidad y menor coste, pero también en su facilidad de integración y administración y en la posibilidad de acceder a ella por múltiples dispositivos.

Y justo a tiempo, porque la generación del milenio, que pronto será mayoritaria en la fuerza laboral mundial, no sólo utiliza  la videoconferencia, sino también aplicaciones, como FaceTime de Apple, que van a atraer mucha demanda.

Una encuesta realizada a principios de este año, por Redshift Research, muestra que el 87% de los trabajadores millennials quieren trabajar en una empresa que apueste por el video, de los cuales un 75% incluso reconoció que sería inaceptable una videoconferencia de baja calidad.

Y las empresas sólo podrán beneficiarse en este contexto si mantienen el nivel. Como señala James Harkness en su libro “Dynamic Business”, “la videocolaboración es una herramienta enormemente impactante para prevenir la” disparidad de presencia”. Ser capaz de ver a otros hace que todos se involucren más: pero si eres un teletrabajador, no puedes mantener una videoconferencia mientras haces la colada o mirar a otro lugar, como si estuvieras en una llamada de audio, donde los interlocutores son invisibles. Esto no sólo hace que la gente preste atención, sino que también ayuda a impulsar una cultura y unidad de equipo más fuertes. La gente trabaja mejor, cuando nadie es ‘anónimo’ ” sentencia el experto.

Todo cierto. Sin embargo, la videoconferencia ofrece otros beneficios para el empleado: les da una posibilidad incalculable de “profesionalizarse”. Las personas que participan en una videollamada están mucho más atentas y alertas – al menos, aparentemente – que un grupo de personas en una mesa de reunión.

Eso es resultado de que, cuando atendemos una  videollamada, nos sentimos como si todo el mundo nos estuviera mirando, mientras que cuando estás en una sala de conferencias, el enfoque suele estar en uno, pero solo cuando está hablando.

Además, como la videoconferencia se vuelve aún más común, las personas que ya saben cómo “presentar”, destacan. Así que, el que tenga miedo a que se encienda la luz roja de su portátil, es mejor que empiece a prepararse. Se alegrará de haberlo hecho.


christopher-nerney-aAutor: Chris Nerney es un escritor de tecnología que cubre la tecnología móvil, Big Data y Analytics, Android, centros de datos y computación en la nube. Vive en el estado de Nueva York.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: