¿El futuro de la ciencia espacial?; un mapa tecnológico del universo

Siempre pensé que alguien me contaría cuál es el futuro de la ciencia espacial. Recuerdo haber estado en la conferencia de la Asociación de Información Geográfica (AGI) hace 8 años, intentando entender cómo podía impactar el espacio en nuestro mundo. Allí asistí a las primeras demostraciones de realidad aumentada en pantalla gigante y “caminar” a través de un ambiente al aire libre, en una tranquila habitación.

Ahora, años más tarde y con un amplio bagaje tecnológico, parece que algunos me consideran un “experto” en predecir el futuro y me preguntan “¿qué impacto cree que tendrá la tecnología espacial en nuestro futuro?”.

Nunca había pensado en ello, pero de repente las ideas, visiones y conceptos empiezan a surgir en mi cerebro, y sonrío. Creo que, en los próximos 5 o 10 años, vamos a vivir en un mundo emocionante y el avance espacial jugará un rol importante.

Aquí os dejo parte de esta reflexión que gira en torno a 7 grandes áreas TI, aunque hay muchísimas más corrientes tecnológicas que podrían mencionarse también:

1.- Blockchain

Imagine estar seguro de que además de tener blindados sus contratos, y las transacciones asociadas a ellos, puede utilizar además la geodefensa con metadatos basada en la localización de este contrato. Esta información podría decirle dónde tiene efecto esa transacción y si tiene diferente validez, en función de su lugar de origen.

Vaya un paso más allá y podrá hasta rastrear sus movimientos con Blockchain y saber, por ejemplo, dónde gasta su dinero o cómo quedan registrados sus datos. Esto podría convertirse al final en un manual de protección que le permita blindar sus datos.

Piense ahora que sus activos y propiedades pueden gestionarse en la nube, gracias a Blockchain y a un indicador de geolocalización adjunto. Todos los metadatos podrían rastrearse y representarse en un entorno. ¿Qué potencial tendría esta información?

2.- Polvo inteligente

Llamados genéricamente “polvo inteligente”, los pequeños sensores, bots y otros dispositivos que recogen y transmiten información, tienen grandes posibilidades en un entorno espacial. Al esparcir este “polvo” por un entorno remoto, las organizaciones pueden aprender cosas a nivel nano. Una encuesta que aproveche este polvo inteligente puede recoger, por ejemplo,  un enorme caudal de datos medioambientales, en un momento dado.

Esta tecnología podría tener sorprendentes aplicaciones también en sectores como salud, agricultura, defensa, geología, medio ambiente, arqueología o emergencias, entre otros, especialmente en lugares donde es difícil obtener información.

Imagine un escenario de incendios, donde los bomberos necesitan saber la temperatura exacta de un lugar. Podrían hacerlo sin siquiera acercarse a la fuente del siniestro. Ahora, recree un ambiente inhóspito, como el de Marte, y considere utilizar una nube de polvo inteligente, para recopilar los datos, analizarlos y entender ese ambiente. ¡Es muy emocionante!

3.- Mapear planetas, asteroides y todo el universo

A menudo parece que hemos dejado de analizar la forma en que hacemos las cosas en este planeta. El cambio climático existe. La mayoría hemos aceptado la evidencia de que estamos afectando negativamente al medio ambiente e incluso algunos, como Elon Musk, observamos otros mundos, no sólo en búsqueda de vida sino para encontrar nuevos recursos. En el futuro, el trabajo a distancia puede no ser sólo realizado en casa, sino en otros planetas. Suena raro, ¿verdad?

Pero, ¿cómo manejaremos el mapeo en otros planetas si no podemos gestionar la cantidad de información que hemos generado especialmente en nuestro mundo? ¿Podríamos gestionar esa información extraterrestre con perfección? ¿Qué datos de tiempo y ubicación emplearíamos en estos planetas? ¿Quién sería la referencia temporal para esta información? ¿Podremos utilizar el GPS? ¿Y Wi-Fi?

Algunos, como Natasha Hurley-Walker, tratan de responder a estas preguntas. A pesar de que puedan sonar ridículas ahora, probablemente serán consideraciones reales y desafíos a superar en un futuro próximo.

4.- Inteligencia Artificial

¿Cómo sabrá la inteligencia artificial cuándo está “en casa”, en un mundo en red o en otro virtual? Necesitaremos ayudar a la AI a identificar su ubicación, con tecnología de localización y espacial. Que la inteligencia artificial sepa ubicarse resultará beneficioso para los humanos pero también para identificar dónde y con quién está interactuando (. En el futuro, no sólo necesitaremos saber dónde están los seres humanos sino también dónde está la IA, ya sea en mundos reales o virtuales.

5 Realidad Aumentada y Virtual

A medida que choquen los mundos virtuales, aumentados y “reales”, necesitaremos saber “dónde” estamos, en todo momento. Por ejemplo, mi boda se celebró en Australia, pero también se transmitió en línea y virtualmente para nuestros amigos de otros países. Ciertamente asistieron a mi boda, aunque estábamos físicamente muy separados.

Tenemos que pensar en la ubicación de manera diferente. Necesitamos una perspectiva distinta sobre el tiempo y el espacio. A medida que nuestros mundos crecen y se superponen, veremos cosas como “el tiempo de Internet” y localizaciones virtuales. Tenemos que pensar cómo afectan e interactúan estas ubicaciones y cómo afectan a nuestra forma de vida.

Incluso, puede que tengamos que hacer seguimiento de nuestra ubicación por diferentes planetas, además del mundo virtual.

6.- Drones

Los drones se mueven en un lugar físico. Habitan en un espacio y tiempo concretos y también tienen lugar de origen, de donde proceden. Además, están dotados con cierta concepción de trazabilidad y seguimiento para saber a dónde van y de dónde vienen. Utilizan una trayectoria de vuelo similar a la de un avión y un visor que permite al usuario sumergirse en el entorno observado por esta nave no tripulada.

De repente, ese usuario se encuentra en dos lugares: donde está realmente y por donde vuela su “juguete”. Nos hemos dado cuenta de la capacidad de “estar” en dos lugares a la vez. Y otros usuarios pueden ser llevados a ese mismo lugar, a través de una conexión virtual.

De esta manera, los drones crean un mundo geográfico complejo que puede y debe mapearse.

7.- Seguridad

La seguridad del camino que dejamos atrás es crucial.

Mi marido y yo utilizamos dispositivos de seguimiento para coordinar la recogida de la guardería. (Sí, los dos somos algo freakis.) El otro día, mi dispositivo de rastreo  decía que estaba en otra zona, cuando realmente no era cierto. Estaba en el tren de camino a recoger a mis niñas.

Este error fue una anomalía, pero ¿cómo probar que Google estaba equivocado y yo no? En el futuro, esto será aún más crucial, ya que nuestra ubicación será clave para validar nuestra identidad, con procedimientos como la biometría. Y cualquiera puede imaginar las implicaciones que puede tener en investigaciones criminales.

Así que la tecnología espacial será clave, de muchas formas, para nuestro futuro.

Si sólo supiéramos lo que no sabemos que sabemos… Por desgracia, sólo teniendo los pies en el suelo y sabiendo dónde estamos podemos estar seguros de dónde estamos interactuando. Sabremos dónde está nuestra casa. Y tanto nosotros como los robots y la inteligencia artificial necesitamos saber dónde está nuestro hogar, en el mundo real y en el virtual.

Como suele decirse, ¡el hogar está donde viva el corazón!

AUTORA

Sarah James

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: