Conoce a tu nuevo androide

La inteligencia artificial (AI) permite “pensar” a los ordenadores y a las máquinas que dispongan de sensores integrados. Al menos, son capaces de entender el lenguaje natural, procesar información y tomar decisiones básicas.

El uso más claro y evidente de la IA en un mundo digital lo representan los “chat-bots”, programas sencillos que pueden interactuar con los clientes en línea y, mediante aplicaciones móviles, responder preguntas, resolver problemas simples e incluso enseñar al usuario a utilizar ciertos productos y servicios. Por ejemplo, si una página web se demora demasiado puede aparecer un mensaje con la cara de un agente de soporte que ofrezca asistencia.

Llevado al extremo, las máquinas inteligentes o los robots (aunque es más probable que sean programas de software con algún algoritmo) podrán algún día tomar decisiones directivas basadas en datos e incluso gestionar empresas. ¡Esperemos que ese “algún día” no llegue demasiado pronto! Bueno, al menos, yo tengo claro que nunca podrán reemplazar a un humano que se dedique a escribir. A espera

Afortunadamente, podemos quedarnos en una interesante tierra de nadie en la que los humanos manejemos un ejército de bots, de baja funcionalidad, con capacidades de inteligencia artificial. Y, con suerte, 2017 puede ser el año en que se haga realidad esta posibilidad, convirtiendo a estos bots en el asistente personal de la empresa.

Ya está ocurriendo en los hogares, gracias a Amazon Echo y a Google Home. Estos sistemas de “casa inteligente”, activados por voz, disponen de algunas funciones de asistente personal, como la búsqueda en la web (Google Home), reproducción de música y videos bajo demanda, comprobación de calendarios, listas, pedidos de pizza, etc.

Esto es lo que se va a hacer realidad en el mundo de la empresa, ya que los proveedores están creando plataformas y productos de cara al mundo corporativo:

Por ejemplo, Kore, un creador de chat bots que lanzó el pasado mes de julio tanto una plataforma de creación de bots como un bot de asistente personal que puede hablar con otros bots e interactuar con software propietario, tipo Salesforce, lo que le permite realizar tareas, como generar leads o informes, tanto automáticamente como bajo demanda.

Zoom.ai, una start-up con sede en Toronto, ha construido un asistente virtual automatizado capaz de programar reuniones, preparar a los trabajadores para las reuniones, recopilar información sobre los participantes e incluso presentar por primera vez a las personas que se van a reunir, vía correo electrónico.

Otra firma, ubicada en Silicon Valley y llamada NoHold, presentó en diciembre pasado una plataforma permite a los no programadores crear bots de asistentes virtuales. Bautizado como Quickstart Albert, la plataforma toma la información, vía Word y Documentos de Google Doc, proporcionando al robot una base de conocimientos fácilmente accesible, para dar soporte a proyectos de trabajo, procesos y muchos otros temas.

La tecnología bot aún está en desarrollo y los casos de uso en la empresa probablemente empiecen a surgir lentamente en 2017. Pero, el bot ayudante que me ha recopilado la información y el que he utilizado para poner por escrito este artículo muy bien podrían utilizarse algún día en la empresa, como correo electrónico avanzado.

¿Estás dispuesto a delegar ciertas tareas en un bot? ¿Cuáles te gustaría más?


AUTOR

Chris Nerney

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: